new-page-936705

Testimonios voluntarios datacards

Page Title
Foto
Testimonio
Bianca PallaroLo que me motivó a participar de este proyecto fue mi interés por el periodismo de datos. Pienso que se trata de una nueva herramienta revolucionaria esencial en el mundo periodístico que permite procesar y organizar grandes vólumenes de información pública con el fin de hacerla útil y accesible para los ciudadanos. En este caso, cargamos en formularios online los datos crudos que se encontraban en las declaraciones juradas de los jueces provinciales de la Argentina para que una vez publicados, puedan visualizarse de manera comprensible en un formato adecuado para el análisis de tendencias y segmentación de problemas. En una democracia política moderna los gobernantes son responables y deben rendir cuentas de sus acciones en el terreno público ante los ciudadanos, por lo que el acceso a las declaraciones juradas patrimoniales integrales es un derecho cívico fundamental. En la Argentina no hay escasez de información sino incapacidad de absorverla debido al complejo proceso de obtención de la misma y a su falta de estructuración. Es ahí donde encuentro la importancia y el valor de haber podido ayudar en La Nación Data, que desde mi punto de vista funciona como un instrumento para desentrañar la realidad y agudizar el sentido crítico. A su vez, la utilidad de este proyecto no recae sólo en manos de los gobernados, sino que se expande hacía los mismos empleados públicos. Ellos también pueden tomar ventaja de esta tecnología digital al visualizar los datos de su gestión, y dar una respuesta efectiva a los problemas identificados, con el objetivo de desarrollar programas de gobierno que fomenten la diseminación de conocimiento
Enrique HermosillaLo que me llevó a participar del proyecto fue el deseo de aportar por una Argentina más transparente y la profunda convicción de que este es el camino para el verdadero cambio. Más transparencia significa más poder ciudadano. Lo que más rescato de esta experiencia es entender la importancia de que los funcionarios realicen de manera correcta y completa su declaración jurada para que pueda ser usada luego como una herramienta de investigación. Pude observar que es útil para detectar anomalías en el patrimonio de estos y alienta la investigación para descubrir casos de corrupción. En un principio fue difícil interpretar muchas cosas que no había visto antes y entender claramente lo que se me pedía. Por causa de eso, hice muchas preguntas hasta evacuar todas las dudas. Pero, luego, fue más fácil y automático. Siento que aprendí la importancia de disponer de una base de datos que permita a la ciudadanía conocer el patrimonio de sus funcionarios; que algunos de estos no tomaron en serio las DDJJ, por lo que lo realizaron de manera mediocre; que se necesita contar con información fiable, verificable y clara sobre el patrimonio, ya que las DDJJ no son controladas por el organismo que corresponde (de ser así, muchos funcionarios no habrían entregado hojas en blanco, o haber declarado la venta de un auto por $48.
Florencia HainTener contacto con información de primera mano siempre es una motivación para llevar a cabo la mayoría de las actividades. Hay mucha información a la que el ciudadano común no tiene acceso directo. El hecho de poder ver las declaraciones juradas de nuestros funcionarios públicos es un elemento que considero de una gran importancia para poder ejercer la accountability horizontal que tanto hace falta para poder construir un país mejor. Es por eso que el proyecto de LaNación Data me resulto sumamente interesante al acercarnos esa información y darnos la oportunidad de procesarla. Una de las cuestiones que me resulto más interesantes fue la posibilidad de ver cómo la sistematización de la información resulta clave, para el caso de las DDJJ resulta muy diferente el hecho de crear una plataforma virtual de carga, en la que se puede generar un vinculo casi interactivo con el usuario, a cargar el documento tal como aparece en papel, en el que la lectura del mismo resultaría mucho más difícil y el usuario podría no presentar disposición a la lectura del documento. Lo que rescato de toda la experiencia es definitivamente el entender que como ciudadanos debemos saber que la información pública es un recurso y herramienta más, que nos ayuda a lograr una mejor convivencia con nuestros funcionarios y a poder tener más solvencia en nuestros reclamos. Pienso que debemos comenzar a hacernos la idea de que el acceso a la información es necesario y que iniciativas como esta van mucho más allá que una mera carga de datos, sino que son un paso al acceso a la información pública y transparente.
Florencia Rodríguez AltubeConocí el proyecto gracias a Hernán Cappiello, profesor de mi universidad. Lo que me motivó, principalmente, fue la posibilidad de brindar un servicio. Creo que siempre es mejor actuar que quejarse desde el sillón del living. Y por ese motivo, vi en el proyecto la posibilidad de comprometerme, desde mi profesión, y realizar un aporte para una mayor transparencia. En países como el nuestro, donde no hay una ley de acceso a la información pública, son sumamente necesarias este tipo de iniciativas para que todos los argentinos monitoreemos e indaguemos al Estado y luchemos por la transparencia. Lo que más rescato de esta experiencia es el trabajo colaborativo. Cada uno, desde su tarea (periodistas, diseñadores, programadores, abogados, voluntarios de ong's, etc), aportó para que la información esté al alcance de todos y llegue de manera amigable e interactiva a quienes corresponde por derecho: a los ciudadanos. No sé si la palabra para describir el proceso de carga es "difícil". Al comienzo era lento y tedioso porque tardabas mucho con cada carga: tenías que crear categorías, consultar cada 30 segundos a tu coordinador/a o chequear todos los ítem en la guía de ayuda de LNData, -y ni hablar del tema caligrafías-. Pero, con el correr de las cargas, el proceso se agilizó lo suficiente como para tener más autonomía nosotros (voluntarios) y darles un respiro a nuestros coordinadores (jajaj). Considero que fue una gran oportunidad para ejercitar el ojo crítico y aprender a leer la información detrás del dato. Algunas de las DDJJ con las que me ha tocado trabajar, a simple vista no decían nada. Pero al ahondar en los datos, chequearlos e investigar, pude encontrar inconsistencias, fallas o simplemente disparates que no deberían figurar en un documento de tal importancia.
Juan MoyanoCuando nos invitaron a participar del proyecto, inmediatamente me interesó. Una colaboración para un proyecto tan interesante no lo iba a dejar pasar. Más siendo parte de La Nación. Lo que más rescato de la experiencia es haber conocido al grupo de LN Data y la redacción de La Nación. Me trataron como si fuera un colega más. El sistema que diseñaron era de fácil aprendizaje y además en los casos más difíciles había campos predeterminados que lo explicaban bien. A su vez, el equipo nos proveyó de un manual para principiantes y, cada vez que surgia una duda, recurria a él.Aprendí no solo el sistema por el cual se cargan los datos a la plataforma, sino nombres de jueces que nunca antes había escuchado. Así también, lo más importante de todo creo que fue los elementos de una declaración jurada. Cómo se ordena, cómo declaran los magistrados su patrimonio, etc.
Lucía SalviniDespués de haber realizado otras actividades propuestas por La Nación Data, descubrí en el periodismo de datos otro mundo al que el periodismo convencional que acostumbro no tiene tan en cuenta. A partir de los datos uno puede generar infinidad de relaciones, es algo a lo que hay que estar atentos. Tienen un gustito especial, hay que aprender a leerlos, interpretarlos. De toda actividad uno puede rescatar distintas cosas. En este caso particular, aprehendí cosas que creía conocer. Demás esta mencionar la predisposición y las ganas que, quienes pusieron en marcha el proyecto, nos trasmitieron. En cuanto a la carga del formulario en la plataforma online, esta no fue complicada. Mismo fue una tarea divertida, encontramos muchas “perlitas”, por así decirlo. Como quien dice, hay que saber un poco de todo, y experiencias así te acerca un poco más a ese todo.
Luciana AbadesParticipé del proyecto de DDJJ a partir de mi rol como voluntaria en la Fundación Poder Ciudadano, motivada por los alcances de la herramienta y el desafío de contribuir a la promoción de la transparencia en la gestión pública.Esta experiencia me ayudó, en primer lugar, a comprender de forma más cabal el alcance del control ciudadano de la información pública. Me permitió, asimismo, conocer con mayor rigurosidad cómo, cuándo y por qué los funcionarios deben presentar sus declaraciones patrimoniales. La capacitación recibida y el trabajo en equipo fueron vitales para el correcto análisis y vuelco de la información al formulario online. Además, encontré muy útil este sistema para formular recomendaciones para una correcta presentación de las DDJJ.El aplicativo fue relativamente fácil de utilizar, con buena performance en cuanto a velocidad y actualización de datos y claro en su diseño. Si bien la información en muchos de los campos está estandariza, rescato su flexibilidad para incorporar datos nuevos, aclaraciones, especificaciones, etc. con el fin de reflejar lo más fielmente posible la declaración original. Los desafíos a la hora de la carga se debieron principalmente a la necesidad de unificar criterios frente a declaraciones presentadas.En resumen, la experiencia fue altamente positiva y enriquecedora en mi doble condición de ciudadana y de voluntaria de una fundación que brega por la integridad y transparencia.
Milagros KirpachMe motivó a participar del proyecto la posibilidad de ser parte y conocer cómo trabaja el equipo de LN DATA. Creí que era una buena oportunidad para tener una experiencia enriquecedora y de hecho así lo fue. Además del crecimiento a nivel personal y profesional, rescato la confianza que, al igual que en otros proyectos anteriores, LA NACION pone sobre los estudiantes de periodismo.La carga de formularios online no es un proceso difícil en sí mismo pero sí requiere de tiempo y concentración. El manual de carga facilita mucho el trabajo cuando a uno se le presentan dudas.
Sofía BarrutiLo que principalmente me motivó a formar parte del proyecto fue mi vocación de periodista. Informarme e informar a los demás de manera clara, y en pos de la democracia al revelar la mayor cantidad de aspectos posibles para el correcto funcionamiento de ésta, considero que es tarea básica del periodista. Al conocer esta plataforma y ver el arduo trabajo que hacen desde ella para intentar esclarecer la función pública, no dudé en querer participar. Por otro lado, en lo que respecta a mi carrera, creo que aprender a usar estas herramientas forma parte del perfeccionamiento y modernización del profesional. En un mundo donde muchos consideran que la información sobra, es importante saber cómo usarla correctamente. Lo mejor de esta experiencia es definitivamente el trabajo en equipo. Cómo cada parte e integrante del grupo aporta desde su lugar lo suyo y creo que es lo que sirvió para hacer el trabajo más ameno. Gracias a la capacitación brindada y el manual de carga, el trabajo me resultó simple y muy bien guiado. Como ya dije antes, con respecto a lo aprendido siento que me llevo un trabajo en equipo, en el que cada uno sumó individualmente y, con respecto a lo profesional, que uno a través de los datos uno puede hacer una nota. Cualquier información, por menor que parezca, puede ser el disparador para escribir una noticia.
Victoria MiglioraSoy estudiante de periodismo y hace 3 años que me atrapo el periodismo de investigación. En mi primer experiencia con esta rama, decidí investigar al Ministro de Seguridad Alejandro Granados. Sin saber por donde empezar, pedí acceso a sus declaraciones juradas, que no estaban publicadas en ningún lado, para poder empezar a indagar en el. Como me anticiparon algunos colegas, esas declaraciones nunca llegaron a mi poder, y fue doblemente trabajoso investigar a el y su patrimonio. Considero que las declaraciones juradas deben ser mas accesibles para cualquier periodista. Pero cuando conocí el sitio interactivo de La Nacion de declaraciones juradas de funcionarios, entendí que no era una herramienta solo para nosotros, sino también para cualquier ciudadano. Entonces, no dudeéni un segundo en dar una mano para que esto sea así. Esta experiencia me sirve sin duda para futuros trabajos periodísticos en el que incluyan analizar distintos documentos que los funcionarios deben presentar por ley, en este caso, las declaraciones juradas. A su vez, gracias a esta experiencia pude dar nombre a una gran cantidad de funcionarios que desconocía y me servirán sin duda en el futuro y por ultimo, me inspira a buscar, analizar y difundir nuevos contenidos públicos de forma interactiva que debieran estar visibles al ciudadano y no lo están.Me resulto fácil la carga en el formulario online. Esta muy bien realizado y, por lo que llegue a notar el día que fui a la capacitación, es sencilla cualquier modificación necesaria. Creo que hoy en dia la rapidez/inmediatez del online esta totalmente aceptada y nos hemos adaptado a ella. Sin embargo, contar con el documento impreso es un apoyo que nunca dejara de faltar. Siento que esta experiencia me dejo mucho aprendizaje. En primer lugar, me reafirmó el compromiso que tomamos los periodistas con los ciudadanos que confían en nuestro trabajo: no solo informar sino también ayudar a que ellos formen su propia opinión. Aprendí (o percibí) lo que podría ser mi trabajo en un futuro, el trabajo en equipo, la no desesperación por querer terminar todo rápido y que la gente lo sepa, sino tomarse el tiempo necesario para el mejor tratamiento del trabajo que realizamos. Quizás también me llevo algunos nuevos conocimientos jurídicos. Y sin duda aprendi la importancia del prueba y error y la importancia de aprender escuchando a los profesionales, tratar de inspirarme de ellos para en algún momento poder inspirar a otras personas.